Bendito chubasquero...

14 de marzo de 2009

Hay quien se pone el chubasquero para salir a la calle. Yo me lo pongo para entrar a determinados sitios. Hoy me he levantado y he recordado mi cita de las 7. Y yo, que siempre soy previsora, me he advertido a mi misma: Sole, tendrás que llevar chubasquero.

De modo que, puntual, como siempre, he salido de casa a las 18,55. Lucía un sol tremendo, pero yo, por si las moscas, con mi chubasquero en el bolso.
Ya en la puerta de la cafetería me he parado en seco. He sacado con detenimiento mi prenda anti-agua, y despacio me la he colocado. Una manga...La otra...La cremallera hasta el cuello...Y la capucha, que no se me olvide!
Ya dispuesta he entrado decidida. La gente me miraba extrañada, porque ni cuando me he sentado delante de mi café me he quitado la capucha. ¿Es que no saben que puede llover en cualquier sitio?

De pronto una gota en mi cabeza. Tap. Mis previsiones se cumplen. Otra en mi hombro. Tap. Otra en mi espalda. Tap. Tap, tap, tap, tap.... Pero el resto de la gente no se moja. Quizás llueva solo encima de mi cabeza...

Pasado el temporal, y con la misma tranquilidad con la que entré, salgo de aquella cafetería. Me quito el chubasquero. Primero la capucha, después la cremallera, una manga, la otra...Y al bolso.

Estoy seca... Intacta...

Menos mal que he sido previsora... Todo lo que me has dicho hoy... Me ha resbalado.

Bendito chubasquero.

No hay comentarios: